Capítulo 22. El gestor de complementos de Vim (Packages)

En los capítulos anteriores, he mencionado el uso de un gestor externo de complementos para instalar complementos. Desde la versión 8, Vim ya incorpora su propio gestor de complementos llamado packages. En este capítulo, aprenderás cómo utilizar este gestor para instalar nuevos complementos.

Para ver si la compilación de Vim que usas tiene la posibilidad de utilizar este gestor propio, ejecuta :version y busca el atributo +packages. De manera alternativa, también puedes ejecutar :echo has('packages') (si esto devuelve un 1, entonces tu Vim viene con su gestor propio incorporado).

El directorio de Pack

Comprueba si tienes un directorio llamado ~/.vim/ en la ruta raíz de tu usuario. Si no lo tienes, créalo. Dentro, crea un directorio llamado pack (~/.vim/pack/). Vim de manera automática sabe que tiene que buscar dentro de este directorio para encontrar los paquetes o complementos.

Dos tipos de cargas

El gestor de complementos de Vim tiene dos mecanismos de carga: automático y manual.

Carga automática

Para cargar complementos de manera automática cuando arranque Vim, necesitas ponerlos dentro del directorio start/. La ruta tendía un aspecto similar a este:

~/.vim/pack/*/start/

Ahora podrías preguntar, "¿Qué significa el símbolo * entre pack/ y start/?" * es un nombre arbitrario y puede ser cualquier cosa que quieras. Vamos a llamarle packdemo/:

~/.vim/pack/packdemo/start/

Ten en cuenta que si lo omites y en vez de eso haces algo así:

~/.vim/pack/start/

El sistema del gestor package no funcionará. Es imperativo el poner un nombre entre pack/ y start/.

Para esta demostración, vamos a tratar de instalar el complemento llamado NERDTree. Ve directamente al directorio start/ (cd ~/.vim/pack/packdemo/start/) y clona el repositorio NERDTree desde GitHub:

git clone https://github.com/preservim/nerdtree.git

¡Eso es todo! Ya está todo listo. La próxima vez que arranques Vim, podrás ejecutar inmediatamente comandos de NERDTree como :NERDTreeToggle.

Puedes clonar tantos repositorios de complementos como quieras dentro de la ruta ~/.vim/pack/*/start/. Vim de manera automática cargará cada uno de ellos. Si quieres eliminar el repositorio clonado (rm -rf nerdtree/), ese complemento no estará disponible en tu Vim nunca más.

Carga manual

Para cargar complementos de manera manual cuando arranca Vim, necesitas ponerlos dentro del directorio opt/. De manera similar a la carga automática, la ruta tendrá un aspecto similar a este:

~/.vim/pack/*/opt/

Vamos a utilizar el mismo directorio packdemo/ que hemos usado antes:

~/.vim/pack/packdemo/opt/

Esta vez, vamos a instalar el juego killersheep (esto necesita como mínimo Vim 8.2). Ve al directorio opt/ (cd ~/.vim/pack/packdemo/opt/) y clona el repositorio:

git clone https://github.com/vim/killersheep.git

Arranca Vim. El comando para ejecutar el juego es :KillKillKill. Trata de ejecutarlo. Vim te avisará de que ese no es un comando válido del editor. Necesitas primero cargar manualmente el complemento. Vamos a hacer eso:

:packadd killersheep

Ahora trata de ejecutar de nuevo el comando :KillKillKill. Ahora el comando debería funcionar.

Quizás te preguntes, "¿Por qué iba a querer alguna vez cargar manualmente los complementos? ¿No sería mejor que se cargaran automáticamente todos al inicio?".

Buena pregunta. A veces hay complementos que no querrás utilizar todo el tiempo, como el juego KillerSheep. Lo más probable es que no necesites cargar 10 juegos diferentes y ralentizar el arranque de Vim. Sin embargo, de vez en cuando si estás aburrido o aburrida, quizás quieras jugar algún juego en Vim. Utiliza la carga manual para complementos que no sean esenciales.

También puedes utilizar esto para para añadir de manera condicional complementos. Quizás tu usas tanto Neovim como Vim y hay complementos optimizados para Neovim. Puedes utilizar algo como esto en tu vimrc:

if has('nvim')
packadd! neovim-only-plugin
else
packadd! generic-vim-plugin
endif

Organizando el gestor

Recuerda que el requisito para utilizar el gestor de complementos de Vim es tener:

~/.vim/pack/*/start/

O:

~/.vim/pack/*/opt/

El hecho que * pueda ser cualquier nombre puede ser utilizado para organizar tus complementos. Supongamos que quieres agrupar tus complementos basados en categorías (colores, sintaxis y juegos):

~/.vim/pack/colores/
~/.vim/pack/sintaxis/
~/.vim/pack/juegos/

Puedes todavía utilizar start/ y opt/ dentro de cada uno de los directorios.

~/.vim/pack/colores/start/
~/.vim/pack/colores/opt/
~/.vim/pack/sintaxis/start/
~/.vim/pack/sintaxis/opt/
~/.vim/pack/juegos/start/
~/.vim/pack/juegos/opt/

Añadiendo complementos de la manera más inteligente

Te podrías preguntar que quizás el gestor de complementos de Vim hará que los gestores de complementos más populares como vim-pathogen, vundle.vim, dein.vim o vim-plug se vuelvan obsoletos.

La respuesta es, como siempre, "depende".

Yo todavía utilizo vim-plug porque hace muy sencillo añadir, eliminar o actualizar complementos. Si utilizas muchos complementos, sería más conveniente utilizar un gestor de complementos porque hace sencillo el actualizar muchos de manera simultánea. Algunos gestores de complementos también ofrecen funcionalidades asíncronas.

Si tu eres minimalista, prueba el gestor de complementos propio de Vim, Vim packages. Si utilizas complementos de una manera más intensa, deberías considerar el utilizar un gestor de complementos.